1-800-987-654 admin@total.com
Hospital

Grupos electrógenos para hospitales, ¿cuál comprar?

Puede que parezca una exageración, pero un fallo eléctrico en un hospital puede acarrear problemas realmente severos, desde una operación mal realizada hasta procesos que no puedan completarse, dañando las muestras y fórmulas utilizadas. Por estas razones es mejor considerar la compra de grupos electrógenos que ayuden a ofrecer un servicio más eficiente, aunque el suministro principal presente problemas.

Además, en muchos países el uso de estos equipos en los hospitales es obligatorio, así que pensar en comprar tu grupo electrógeno para colocarlo en tu centro de salud es una excelente opción.

¿Cómo saber cuál debo comprar?

Como siempre la potencia de tu grupo electrógeno dependerá de los equipos que debas conectar en él. Los pasos para realizar los cálculos que definen la cantidad de vatios a necesitar los podrás encontrar en otros post de nuestro blog.

El equipo perfecto para un hospital debe tener una potencia mínima de 1000 KVA para garantizar que todos los equipos puedan funcionar perfectamente. Si bien este dato puede servirte de referecia, realiza tu conversión para que tengas seguridad de la cantidad de energía necesaria.

Por otro lado, debes garantizar que el equipo suministre las cantidades de energía que requieres durante el tiempo estipulado. Te recomendamos usar equipos que posean una duración continua de mínimo 200 horas, para que tengas un buen margen de servicio en todo momento. Incluso, puedes escoger un modelo que trabaje con varios equipos en paralelo y tenga la posibilidad de sincronizarse con la red.

Por otro lado, debes cuidar el combustible que utilizará la maquina auxiliar de energía. Recuerda que los motores a diésel ofrecen mejores resultados que los de gasolina, a pesar de encarecer los precios de los grupos electrógenos. Sin embargo, agradecerás su gran servicio a pesar de tener que realizar una inversión mayor.

La única desventaja de un grupo electrógeno a diésel es que produce más ruido que uno a gasolina, de modo que si lo que quieres es cuidar la tranquilidad de los pacientes y no cuentas con un lugar alejado de ellos para colocarlo, lo mejor es optar por un grupo electrógeno a gasolina insonorizado aunque eso signifique un poco más de mantenimiento.

Si no tienes espacios abiertos y alejados de las áreas que tienen contacto directo con pacientes, recuerda escoger un equipo con alto nivel de insonorización, esto te ayudará a mantener la tranquilidad de todos los pacientes y sus familiares en todo momento. Recuerda que su seguridad y comodidad es lo más importante.

Precios aproximados de grupos electrógenos para hospitales

El coste de estos equipos puede ser un factor a considerar pues no suelen ser económicos, sobre todo al compararlos con otras opciones del mercado. Sus precios normales pueden oscilar entre los 12.000 y 30.000 euros dependiendo de las características como su potencia, tamaño y variedad de atributos que los vuelven caros, sin embargo, puedes solucionarlo escogiendo modelos en oferta o incluso encontrar lugares que permitan pagos financiados.

Además, hay gran variedad de marcas en el mercado y todas te ofrecerán un precio diferente. Estudia el que más te convenga y prepárate para conseguir un equipo que te dé todo lo que necesitas a un precio de competencia.